Manillares-Carretera

  • 3T
  • DEDA
  • EASTON
  • FSA
  • ITM
  • PRO
  • VICMA
  • ZIPP
 
Ordenar por:
Imagen
25,26€
PVP: 28.71€ Ahorro: 12.00%
Imagen
26,65€
PVP: 31.35€ Ahorro: 15.00%
Imagen
30,12€
PVP: 34.23€ Ahorro: 12.00%
Imagen
33,69€
PVP: 39.63€ Ahorro: 15.00%
Imagen
37,92€
PVP: 44.61€ Ahorro: 15.00%
Imagen
70,31€
PVP: 79.90€ Ahorro: 12.00%
Imagen
73,00€
PVP: 82.95€ Ahorro: 12.00%
Imagen
74,80€
PVP: 85.00€ Ahorro: 12.00%
Imagen
80,70€
PVP: 91.70€ Ahorro: 12.00%
Imagen
80,70€
PVP: 91.70€ Ahorro: 12.00%
Imagen
82,36€
PVP: 96.89€ Ahorro: 15.00%
Imagen
87,12€
PVP: 99.00€ Ahorro: 12.00%
Imagen
90,20€
PVP: 102.50€ Ahorro: 12.00%
Imagen
85,60€
PVP: 107.00€ Ahorro: 20.00%
Imagen
85,60€
PVP: 107.00€ Ahorro: 20.00%
Imagen
85,60€
PVP: 107.00€ Ahorro: 20.00%
Imagen
85,60€
PVP: 107.00€ Ahorro: 20.00%
Imagen
87,40€
PVP: 109.25€ Ahorro: 20.00%
Imagen
128,17€
PVP: 145.65€ Ahorro: 12.00%
Imagen
121,64€
PVP: 152.05€ Ahorro: 20.00%
Imagen
175,12€
PVP: 199.00€ Ahorro: 12.00%

Información sobre Manillares-Carretera

La principal característica del manillar de carretera es la variedad de formas y medidas que ofrece. Las curvas permiten obtener una gran variedad de posiciones de agarre distintas. Junto con la potencia, es el punto de apoyo principal para los brazos, y es importante elegirlo bien para que el ciclista pueda dirigir y controlar la bicicleta con seguridad. 

El manillar de las bicicletas de carretera está situado más bajo en comparación con la posición  del manillar en una bicicleta de montaña.  De igual manera, en relación con el sillín debe estar  ligeramente más bajo el manillar que el asiento, con la finalidad de brindar una aerodinámica óptima y un mejor control a grandes velocidades.  Además, si se colocan las manos en la parte baja del manillar, se adopta una postura más aerodinámica que puede ser de gran ayuda en climatología adversa como el viento  así como en el momento de escalada.

Para evitar sobrecarga muscular, sobre todo en manos y antebrazos, es conveniente cambiar la inclinación del cuerpo cada cierto tiempo, con la ayuda de distintos acoples del manillar. Para ello, el manillar de las bicicletas de carretera está equipado con multiposiciones, de manera que el ciclista puede elegir  hasta 4 posiciones diferentes para las manos, y variar la postura corporal desde muy encorvada, aerodinámica o bien en una posición más vertical. Las posiciones que nos ofrece este manillar serían:  la  típica del manillar de montaña ( posición relajada o erguida), la  similar a la del manillar de montaña con extensiones, la posición sobre las manetas de freno (muy buena posición para pedalear con eficiencia) y la posición baja del manillar. Esta última confiere un plus de eficiencia, muy útil para subidas fuertes. Al igual que los otros manillares es esencial ajustar el manillar adecuadamente para que todas las posiciones nos sean útiles y aprovechemos todas sus ventajas.

Lo habitual al subir a la bicicleta es coger el manillar por las partes superiores. Si el ciclista se levanta del sillín para escalar o para acelerar, posiblemente agarrará los enganches de las manetas situados en la parte delantera de las secciones curvadas. Para velocidades mayores, se apoyará sobre las partes caídas del manillar, que ofrecen una posición más baja y más aerodinámica. Para conseguir mejor sujeción y control, existen en el mercado gran variedad de cintas  de manillar con lo que se gana también en comodidad.

La forma del manillar responde a las necesidades del ciclista dependiendo de cada situación.   Los hay en diferentes formas, alcance y caída, con curvas que pueden variar por razones ergonómicas. Algunos modelos llevan  ranuras para integrar las fundas de los cables de freno y de cambio, lo que facilita que la barra permanezca redonda una vez colocada la cinta.

Los manillares de carretera actualmente en zona de abrazadera es de 31.8mm que es el tamaño estándar. Los diámetros más comunes para el manillar son 1” (25,4 mm) y 1,1/4” (31,8 mm), aunque también existen de 22,2 mm y 26 mm. También se fabrican sistemas de manillares y potencias integrados.

Hay gran variedad de diseños y modelos, fabricados con materiales de carbono y en aluminio.

Aunque el carbono es más ligero que el aluminio no es mucha la diferencia con respecto al peso que puede significar el manillar al conjunto de  la bicicleta.  Existen manillares de carbono de sólo 195 grs, y otros de aluminio que alcanzan los 304 grs.  A la hora de elegir uno u otro material, se trata de encontrar el mejor equilibrio entre rigidez, resistencia y peso junto con la potencia.

Con respecto a la longitud del manillar, se trata de encontrar el adecuado para cada ciclista, teniendo en cuenta que a mayor longitud, mayor comodidad y más control en las bajadas;  y cuanto más corto, más fuerza se imprime con los brazos en las subidas. En manillares de carretera hay una gran variedad de anchos, desde los 36cm hasta los 46cm en función de cada marca.

El manillar nunca debe ser menor que la anchura de los hombros del ciclista, incluso es ventajoso que sea un poco más ancho que los hombros para dar más estabilidad al ciclista y le permitirá mayor capacidad respiratoria. Pero tampoco deberá ser muy ancho para evitar crear una zona frontal excesiva.  Lo ideal es el ancho de los hombros de manera que los brazos queden en línea con los hombros y en una posición cómoda y natural.

Debido a la posición inclinada del ciclista de carretera  es relativamente frecuente sufrir lesiones de columna, como la cervicalgia.  Las irregularidades de la carretera se transmiten desde las ruedas  a la horquilla, al manillar y de ahí a los hombros y a la zona cervical. Las molestias se agravan al mantener levantada la cabeza para poder ver la carretera.  Si  el manillar está demasiado bajo, el ciclista puede tener dolores de cuello y espalda, y sentir el adormecimiento de las manos al volcar demasiado peso sobre el manillar.

La columna lumbar también se puede resentir. Si el manillar en relación a la potencia no tiene la longitud adecuada, el ciclista debe ir demasiado tumbado, lo que provocará una sobrecarga de la parte más anterior de la columna lumbar y sobre los discos intervertebrales.